sábado, 10 de septiembre de 2016

Quien soy II

¿Quién soy?

Que pasa cuando uno se responde a la pregunta ¿quién soy?
Cuando uno describe o explica quién es....lo que en realidad está haciendo, es trazar una línea o límite mental que atraviesa en su totalidad el campo de la experiencia y a todo lo que queda dentro de ese límite lo percibe como yo mismo...mientras siente que todo lo que está por fuera del límite queda excluido del yo mismo. Nuestra identidad depende totalmente del lugar por donde tracemos la línea limítrofe.
De modo que al decir "yo" trazamos una demarcación entre lo que somos y lo que no somos.
El límite de la piel es, pues, una de las fronteras más aceptadas entre lo que uno es y lo que no es.
Podríamos pensar que este límite de la piel es tan obvio, tan auténtico y tan común que en realidad es la única frontera que puede tener el individuo......pero lo cierto es que hay otro tipo de línea limítrofe...que muchos individuos trazan. Pues la mayoría de las personas, aunque reconozcan y acepten como un hecho que la piel es un límite entre lo que uno es y lo que no es, trazan otra demarcación en el interior mismo del organismo. 
Si al lector le parece rara la idea de una línea limítrofe en el interior del organismo, permítame que le pregunte ¿Siente que usted es un cuerpo, o siente que tiene un cuerpo?...
Lo que el individuo siente como su propia identidad no abarca directamente el organismo como un todo, sino solamente con una faceta del organismo, a saber, el ego. Es decir que el individuo se identifica con una imagen mental de sí mismo, más o menos precisa, y con los procesos intelectuales y emocionales que van asociados a dicha imagen. Al no identificarse con la totalidad del organismo, lo más que llega a tener es una imagen del organismo total. Siente, pues, que es un yo, un ego, y que por debajo de él cuelga su cuerpo....biológicamente no hay el menor fundamento para esta división entre la mente y el cuerpo, pero psicológicamente la disociación adquiere caracteres de epidemia....el cuerpo se convierte en territorio extranjero, casi tan extranjero como el mundo exterior. La frontera se traza entre la mente y el cuerpo, y la persona se identifica con la primera. Incluso llega a tener la sensación de que vive en su cabeza, como si dentro del cráneo tuviera un ser humano en miniatura...
K Wilber: La conciencia sin fronteras


miércoles, 6 de julio de 2016

La sombra


El inconsciente no puede ser consciente, la luna tiene su lado oscuro, el sol se pone y no puede brillar en todas partes al mismo tiempo.....La atención y la concentración exigen que ciertas cosas se mantengan fuera del campo de nuestra visión y permanezcan en la oscuridad. Es imposible estar en ambos lugares al mismo tiempo. 
Así pues, sólo podemos ver la sombra indirectamente a través de los rasgos y las acciones de los demás, sólo podemos darnos cuenta de ellos con seguridad, fuera de nosotros mismos. Cuando por ejemplo nuestra admiración o nuestro rechazo, ante una determinada cualidad de un individuo... es desproporcionada, es muy probable que nos hallemos bajos los efectos de la sombra. De este modo, pretendemos expulsar a la sombra de nuestro interior proyectando y distribuyendo determinadas cualidades a los demás en un esfuerzo insconsciente por desterrarlas de nosotros mismos.       C Jung/J Hillman


El rango de lo que pensamos y hacemos está limitado por aquello de lo que no nos damos cuenta. Y es precisamente el hecho de no darnos cuenta de que no nos damos cuenta lo que impide de que podamos hacer algo por cambiarlo. Hasta que nos demos cuenta de que no nos damos cuenta, el inconsciente seguirá moldeando nuestro pensamiento y nuestra acción.               RD Laing


Hemos olvidado ingenuamente que bajo el mundo de la razón descansa otro mundo. Ignoro lo que la humanidad deberá soportar todavía antes de que se atreva a admitirlo  C Jung


Según algunas tradiciones (sufis, alquimistas y chamanes por ejemplo) la sombra y el mal no son realidades objetivas y externas, sino que, por el contrario, son energías internas mal comprendidas y, por consiguiente mal encauzadas. Como señala J Campbell "Quien es incapaz de comprender a un dios lo percibe como un demonio"



lunes, 4 de julio de 2016

El presente


El presente

Poema Zenrin

………Tan pronto como yo reconozco que mis acciones voluntarias e intencionales ocurren espontáneamente, “por sí mismas”, como respirar, oír y sentir, ya no caigo en la contradicción de tratar de ser espontáneo. No hay verdadera contradicción porque “tratar” es la “espontaneidad”. Viendo esto desaparece la sensación de estar coaccionado, atado, bloqueado. Es como si me hubiera absorbido en una lucha entre mis dos manos y hubiera olvidado que ambas eran mías. Nada interfiere ya la espontaneidad cuando advertimos que no hace falta tratar de hacer nada. Como vimos, al descubrir que tanto los aspectos voluntarios como los involuntarios de la mente son espontáneos por igual, se pone fin al fijo dualismo de la mente y el mundo, el cognoscente y lo conocido. El nuevo mundo en el que me encuentro posee extraordinaria transparencia, está libre de barreras, y por esta razón me parece que yo en cierto modo me he convertido en el espacio vacío en el que todo está ocurriendo.


En el punto inmóvil del mundo que gira. Ni carnal ni descarnado; ni desde ni hacia; allí, en el punto inmóvil, está la danza, ni movimiento ni detención. Y no se diga que es fijo el lugar en el que se unifican el pasado y el futuro.
Ni movimiento desde ni movimiento hacia,
Ni ascenso ni descenso.
Sin el punto, el punto inmóvil
No habría danza….y la danza es lo único que existe.
T. S. Elliot


viernes, 1 de julio de 2016

El origen


El origen

Si el universo fuera hecho, sin duda habría alguien que sabría cómo está hecho, y que podría explicar cómo fue ensamblado pieza por pieza, como un técnico puede explicar con una serie de palabras “instantáneas” cómo se monta una máquina. Pero un universo que crece excluye totalmente la posibilidad de saber cómo crece si queremos explicarlo con los torpes recursos del pensamiento y el lenguaje, de modo que a ningún taoísta se le ocurre preguntar si el Tao sabe cómo produce el universo, ya que opera de acuerdo con la espontaneidad, no con el plan.
El camino del zen de Alan Watts


En torno de nosotros se producen cosas, pero nadie sabe de dónde. Salen, pero nadie ve la puerta. Todos los hombres estiman la parte del saber conocido. Ignoran cómo servirse de lo Desconocido para alcanzar el saber. ¿no es esto un extravío? 
Chuang-Tzu



Cuanto más investigo el universo y los detalles de su arquitectura, más pruebas encuentro de que éste debe haber sabido de alguna forma que nosotros íbamos a llegar: F Dyson


lunes, 27 de junio de 2016

El bien y el mal


La relación existente entre la sombra y el ego constituye un verdadero problema, un problema que resulta relevante en la tradición cristiana. Para la Biblia las diferencias existentes entre bien y mal son muy claras: en una parte está Dios, que es el bien y en la otra está el Diablo, que es el mal. Dios castiga al mal porque desea que el ser humano sea bueno. El Nuevo Testamento sostiene la opinión de que si un individuo cede al mal y lleva a cabo malas acciones su alma inicia un proceso que termina conduciéndole a la degradación y destrucción. .....
Pero la tradición cristiana original reconocía de que el mal se halla dentro de cada uno de nosotros, la oposición y la discordia forma parte integral de cada uno de nosotros. San Pablo, por ejemplo, se daba cuenta de que la sombra se hallaba en su interior, sabía que esa era su condición....Por eso dijo: "Porque el bien que quisiera hacer no lo hago pero el mal que no quisiera hacer lo hago"
Más tarde, esta comprensión profunda se ensombreció y los cristianos terminaron identificándose exclusivamente con el bien y se dedicaron a tratar de ser exclusivamente buenos. Pero de ese modo lo único que lograron, fue perder rápidamente el contacto con la sombra.
Más tarde (como evidencia lamentablemente la historia de la edad media) la iglesia cometió otro error fatal. A partir de entonces no solo eran malas las acciones sino que también lo eran las fantasías y una persona podía ser considerada mala tan sólo por pensar en malas acciones....
Como resultado de todo ello la gente comenzó a negar y reprimir su vida imaginaria...De este modo fue abriéndose un verdadero abismo entre el bien y el mal.      JA Sanford


Poco importa que creas que el dinero es poder o que el conocimiento es poder...siempre que no carezcas de ninguno de los dos, porque es, en definitiva, lo que hagamos con el conocimiento o con el dinero lo que determinará si son liberadores o terminan convirtiéndose en una trampa.


La trama sobre la cual subyace la dinámica de cualquier grupo humano, está vinculada con el instinto gregario: se comparte un territorio, una serie de códigos...y con ello los múltiples egos que conforman ese grupo, mecánicamente establecen un sistema de defensas respecto de todo lo "diferente". Desde el instinto: lo diferente es peligroso (algo que puede traer pestes, quitar territorio, instaurar nuevos líderes....). Así de animalmente funciona el humano, por más que se disfrace de ideologías; ésta es la base primitiva del racismo, xenofobia y otras actitudes segregacionistas (=segregar lo diferente).     VGawel



jueves, 16 de junio de 2016

Porqué nos pasa lo que nos pasa: una teoría

Porqué nos pasa lo que nos pasa:
Históricamente antes de que surjan los reyes en las sociedades, los pocos bienes y la escasa riqueza existente se repartía equitativamente entre todos, eran sociedades de dar y compartir, pero con el descubrimiento de la agricultura, todo cambió.
A medida que el sistema agrícola se fue expandiendo, esto permitió que la humanidad dispusiera de un excedente adicional de alimento, de bienes, de dinero y de riqueza.
Y todo esto cambió drásticamente con la aparición de los reyes.
La aparición de la monarquía constituyó un fenómeno excepcional.
Desde un punto de vista político, tal vez se trate del cambio más trascendente en la conciencia de la humanidad, sus repercusiones fueron extraordinarias y sus efectos perduran hasta el momento presente.
La monarquía fue una forma de gobierno para organizar y administrar la sociedad. La humanidad les brindó respeto y el poder de decidir en su nombre.
De este modo, el excedente de bienes, alimento y de dinero de las sociedades era, en gran medida, entregado al rey y su corte.
Comenzó entonces una redistribución masiva de los bienes, bienes pertenecientes al pueblo que pasaban a manos de unos pocos. 
A partir de entonces, los bienes y riquezas de una sociedad dejaron de repartirse equitativamente entre los que lo producían y fueron canalizados a las manos (a menudo muy codiciosas) de una élite. Nunca antes en la historia unos pocos habían podido acumular la riqueza por los muchos, en otras palabras existía una opresión y una explotación material de una gran magnitud.
Aquí comenzó la opresión política, en las grandes ciudades-estado, con los primeros reyes.
¿Cómo y porqué ocurrió todo esto?
En los orígenes de las monarquías los primeros reyes fueron vistos como dioses.
De esto se desprenden dos posibilidades:
1) los reyes fueron ¿realmente dioses? ¿dioses que alcanzaron la divinidad?
2) o los reyes fueron percibidos como dioses por las primeras sociedades agrícolas confiadas e ingenuas
¿fueron dioses o fueron figuras divinas?
Al principio los reyes eran sometidos al sacrificio, estos tempranos reyes se sometían a los rituales, cumplían con las funciones de la sociedad y tendían a someterse a ella. Por más bárbaros que fueran esos ritos, el rey se sometía voluntariamente a su función escencial, morir para que la vida siguiera su curso sin extinguirse.
Los primeros reyes eran inmolados al final de un ciclo de servicio.
Pero los grandes líderes políticos de las dinastías militares posteriores no hicieron tal cosa. Lo que ellos querían, en realidad, era exactamente lo contrario, no abandonar nunca su función, perpetuarse en el poder para siempre y ser adorados como reyes divinos. Y eso es lo que ocurrió porque, en un breve período de tiempo, de las primeras comunidades y ciudades estado de los reyes inmolados ritualmente, se dio paso a los estados dinásticos-militares acaudillados por tiranos políticos que eran considerados como reyes-divinos.
Fue esta monarquía divina unida al sacrificio humano y a la maquinaria militar la que terminó generando el terror, la guerra de masas entró en el escenario histórico y la esclavitud, la explotación, la arrogante distinción de clases y también la opresión masiva de los muchos en manos de unos pocos.
¿de que otro modo, podía aspirar un rey a constituir un imperio inmenso, acumular poder, amasar riqueza, apropiarse del excedente agrícola y canalizarlo hacia la guerra, constituir un cielo en la tierra para su disfrute personal y para disfrute de un puñado de leales?
¿quién emprendería una campaña de conquista militar y política de tal envergadura si supiera que al cabo de unos pocos años iba a perecer a manos del cuchillo sacrifical?
Lo primero que los políticos tenian que cambiar para instaurar la monarquía a perpetuidad, era desembarazarse de ese desagradable asunto de los sacrificios. Entonces los reyes convencieron a quiénes le rodeaban de la validez del sacrificio, pero intentaron que el sacrifico recayera sobre otra persona, y tuvieron éxito. Así en torno al año 2500 AC, los primeros sacerdotes comenzaron a ser utilizados como sustitutos en los ritos de renovación de la vida.
Y en este punto, la visión de los reyes se abrió a un mundo de posibilidades, todavía eran considerados como un dios por los devotos, pero con los apetitos de cualquier otro idiota los reyes se hallaban ahora en condiciones de satisfacer las más salvajes fantasías de poder, inmortalidad, cosmocentricidad, y omnipotencia. 
De esta manera los reyes se emanciparon de su sumisión a la comunidad y, en lugar de servirla, dispusieron las cosas exactamente al revés y sustituyeron el sacrificio en aras de la sociedad por la mera ambición personal.
Y puesto que esa ambición personal estaba precisamente ubicada en el centro mismo de las redes de poder, es decir en los puntos de decisión del sistema de intercambios de la sociedad (material, emocional y comunicativo) los reyes se hallaban en condiciones de distorsionar, oprimir y explotar a la sociedad para su propio beneficio personal.
Se sabe que los primeros excedentes de producción agrícola, solían ser entregados como ofrenda a los reyes en los templos, y esto ocurrió como una extensión del sacrificio "dar a dios para evitar mágicamente las catástrofes", de este modo los templos se convirtieron en los primeros bancos. Los primeros bancos fueron templos y los primeros prestamistas fueron sacerdotes o reyes.
En la medida en que los templos se convirtieron en los primeros bancos, los sacerdotes se transformaron en los primeros sacerdotes banqueros y más tarde en simples banqueros. Y los banqueros estaban al servicio de los reyes "divinos".
Entonces:
¿Porqué la humanidad se sometió y se somete voluntariamente a gobiernos opresivos o corruptos?
¿Porqué esa fidelidad a figuras de autoridad que con tanta frecuencia no fueron más que  meros déspotas? Y aun en caso de que se tratara de gobernantes benévolos ¿por qué esa devoción tan sumisa?
¿por qué a lo largo de toda la historia esos gobernantes fueron generalmente venerados como figuras divinas, sin que importara su maldad o su bondad? ¿por qué la gente quiere, necesita y desea  figuras de poder o divinas sin importar realmente si son o no corruptas o divinas?
De dónde surge este consentimiento personal y psicológico que lleva a aceptar e incluso desear este tipo de explotación.
Los hombres y mujeres de esa época al tratar de ser sujetos, buscaban inconscientemente la sujeción, y para tener lo primero toleraron lo segundo.
Una de las respuestas es que el hombre quería un dios visible, un dios que estuviera siempre presente, un dios que recibiera sus ofrendas y para ello tuvieron que pagar el 
precio de su propia sujeción. Y, una vez que los hombres accedieron a entregar los bienes colectivos de la vida a las figuras divinas (los reyes), sellaron su destino.
Entonces, ¿por qué la gente quiere, necesita y desea figuras de poder o divinas sin importar realmente si son o no lo son corruptas o divinas?
Si la gente desea figuras divinas y ese rol suele ser asumido por dictadores canallas, podríamos decir que las personas están exigiendo que se les oprima.

Desde este punto de vista, las personas han sido sometidas politicamente, pero en la profundidad de su psiquismo están pidiendo que se les oprima, y si esto es parcialmente cierto, no habrá reforma social, ni revolución alguna, que pueda aliviar el problema. Si la gente quiere arrojarse a los pies de los héroes estará dispuesta a hacer cualquier cosa que se le antoje al héroe, sin importar lo que fuere, la motivación psicológica sigue siendo, la exigencia de una figura visible, sea divina o no.
Una de las conclusiones finales a todo este comportamiento humano, es la siguiente: 
Todo ser humano inconscientemente intuye que alguien o algo es dios, pero como no parece ser él, deberá tratarse de otra persona o cosa, por eso necesita ver o tener figuras "divinas, héroes o líderes" a su alrededor, para mantener viva su intuición inconsciente, y para mantener el contacto permanente con esa intuición la termina transfiriéndo a cualquier sitio (interno o externo) en el que pueda sobrevivir. 
En el hombre moderno reside simbólicamente en su ego o en sus héroes.
Pero si, los hombres sabrían que ellos son algo más que su ego, su conciencia, su conocimiento, si intuyeran que lo que realmente son trasciende todo su psiquismo, si recuperaran esa comprensión, dejarían de ser esclavos, psicológica y por lo tanto políticamente de los héroes.
Esta transferencia de la intuición fue uno de los factores fundamentales que determinaron la aparición de los reyes
divinos, esto es lo que han necesitado siempre las personas (tener héroes o líderes) y el astuto rey ha sabido siempre cómo manipular esta necesidad, esto históricamente se traslada hasta nuestros días, dónde hay siempre una figura que sigue dominando el escenario político.
En un sentido amplio, las necesidades de los hombres en la sociedad pasaron desde el clan, al grupo, la comunidad, hasta el rey, el héroe, el jefe del estado y el mismo estado. Y estos últimos comenzaron a esculpir el rostro de la historia con el apoyo silencioso de las masas esclavizadas.
Todo esto es un resumen de un capítulo del libro de Ken Wilber "Después del edén"
Esta es parte de la bibliografía que utilizó Wilber para llegar a estas conclusiones:

Bibliografía:
J. Campbell "Las máscaras de Dios"
J. Jaynes "The origin of consciousness in the breakdown of the bicameral mind"
E. Becker "La lucha contra el mal"
L. Forbenius "Monumenta africana"
N. Brown "Life against death"




miércoles, 15 de junio de 2016

La ciencia y la mente


La ciencia es una especie de reflector que rastrea el firmamento nocturno en busca de aviones y que sólo precisa de dos cosas para poder detectarlos, que existan y que se hallen dentro de la zona  iluminada.  K Popper



Considerado en su totalidad, el mundo no se limita a lo que afirma la ciencia, sino también incluye a lo que nos dicen la filosofía, la religión, el arte y el lenguaje cotidiano. No es la ciencia, pues, sino el conjunto de los sistemas simbólicos utilizados por el ser humano (de los que la ciencia forma parte) lo que constituye la medida de todas las cosas.     H. Smith



El problema no reside tanto en la ciencia como en el cientificismo porque, mientras la ciencia es positiva y sólo se ocupa de informar sus descubrimientos, el cientificismo es negativo, va más allá de los descubrimientos científicos y se atreve a negar la validez de otros abordajes al conocimiento. Es así como la ciencia se ve subrepticiamente sustituida por una mala metafísica, porque la pretensión de que las únicas verdades son las científicas no es en sí misma una verdad científica. El cientificismo es una religión, entre cuyos devotos, rara vez se han contado a grandes científicos.

H. Smith


La mente está atada al cuerpo, aunque no puede verse reducida a él.

Aristóteles


Cuando la mente desciende a la materia, debe adaptarse, de algún modo, a sus condiciones, y para ello vierte su inteligencia directa y penetrante en moldes (conceptos, palabras, lenguaje) que acaban fragmentandola.    Platón



Los términos "racional o "racionar" están íntimamente ligados y apuntan al proceso mediante el cual racionamos o dividimos la realidad en cosas separadas para facilitar su comprensión.    

H. Smith


La probabilidad de que la inteligencia humana se haya desarrollado, a partir de la mescolanza química en el océano primigenio, sólo por medio de secuencias de procesos mecánicos azarosos, ha sido comparada...a un huracán, que soplando a través de un gigantesco campo de chatarra, construya accidentalmente un jumbo 747.



Nunca podremos conocer todas las formas de la verdad--la verdad psicológica, la verdad sociológica, la verdad económica, la verdad biológica, etc-- porque todas ellas, cambian, evolucionan, se transforman y se complican  continuamente. Pero aunque, nunca podamos llegar a conocer todas las formas de la verdad, sí que podemos, conocer la realidad absoluta de la que todas las formas son reflejos aproximados y parciales......Porque, aunque la verdad radical y sin forma, es necesariamente única e idéntica en todo tiempo y lugar, las formas en que se expresan, sin embargo, dependen del entorno sociocultural concreto de cada época y de las que se extraen sus metáforas y sus modelos...       K Wilber



Hemos descubierto que allí donde más ha avanzado la ciencia, la mente no ha hecho otra cosa que recuperar de la naturaleza lo que en ella había puesto. Hemos encontrado huellas extrañas en las costas de los desconocido, y para explicar su origen, hemos ideado, una tras otra, profundas teorías. Finalmente, hemos  conseguido reconstruir la criatura que dejó esas huellas...y ¡he aquí que eran las nuestras!      Eddington



Considerada en su realidad concreta, la sustancia del universo no puede dividirse, sino que, como una especie de átomo gigantesco, forma en su totalidad la única realidad indivisible....Cuanto más y más profundamente penetramos en la materia, valiéndonos de métodos cada vez más poderosos, tanto más azorados nos deja la dependencia recíproca de sus partes...Es imposible efectuar cortes en esta red, aislar una parte de ella sin que los bordes se nos deshilachen y se nos enmarañen.      Teilhard de Chardin



La ciencia en sí misma es significativa, pero hay dos tipos de significados a los que uno llega. Uno de ellos es el global ¿cuál es el sentido de todo? Es como si el científico se hallase en el interior de un enorme globo de plástico; puede encender su linterna en cualquier lugar del interior del globo, pero no puede saltar fuera de él para observarlo como un todo, ver dónde está situado, o determinar el material del que está hecho.

El otro tipo de significado que la ciencia no puede manejar es el existencial, es incapaz de forzar a que la mente humana considere sus descubrimientos totalmente significativos. El descubrimiento puede ser todo lo impresionante que se quiera; el conocedor siempre tiene la opción de encogerse de hombros y dar la media vuelta. Al no poder tratar con los sentidos de esos dos tipos específicos, la ciencia fracasa frente a las cuestiones escenciales y no toca para nada los problemas de la vida.    H. Smith


lunes, 30 de mayo de 2016

El sujeto y el objeto


El sujeto y el objeto

Poema zen
………..la experiencia humana esta determinada tanto por la naturaleza de la mente y de la estructura de los sentidos como por los objetos externos cuya presencia la mente revela. Los hombres se creen víctimas o títeres de su experiencia porque se separan a “sí mismos” de sus mentes, pensando que la naturaleza del compuesto mente-cuerpo es algo que involuntariamente “ellos” han recibido desde afuera. Piensan que no pidieron nacer, que no pidieron se les “diera” un organismo sensorial para sufrir las alternativas del placer y del dolor. Pero el Zen nos pide que encontremos “quién” es el que “tiene” esta mente, y “quién” fue el que no pidió nacer antes que nuestros padres nos concibieran.

……….Cuando ya no nos identificamos con la idea de nosotros mismos, toda la relación entre el sujeto y el objeto, el cognoscente y lo conocido, sufre un cambio repentino y revolucionario. Se convierte en una relación real, una reciprocidad en la que el sujeto crea al objeto tanto como el objeto crea al sujeto. El cognoscente ya no se siente existiendo aparte de la experiencia. En consecuencia toda pretensión de “sacar” algo de la vida, o de la experiencia, se vuelve absurda.


Donde hay un objeto, allí surge el pensamiento”. ¿Es pues, el pensamiento una cosa y el objeto otra? No, lo que es el objeto, tal es el pensamiento. Si el objeto fuera una cosa y el pensamiento otra, entonces habría un doble estado de pensamiento. Así que el objeto mismo es justamente pensamiento. ¿Puede entonces el pensamiento pasar revista al pensamiento? No, el pensamiento no puede pasar revista al pensamiento. Como la hoja de una espada no puede cortarse a si misma, como la punta de un dedo no puede tocarse a sí misma, así tampoco el pensamiento puede verse a sí mismo.
El camino del zen de Alan Watts


 Todo lo que está afuera le dice al individuo que no es nada, mientras que todo lo que está adentro lo convence de que es todo”
D. Suzuki



Como nuestros objetivos no son elevados, sino ilusorios, nuestros problemas no son difíciles sino absurdos.      Wittgeinstein


Si no hay otro, no habrá uno. Si no hay uno, no habrá quién establezca distinciones.         Chuang Tse


¿Existe una belleza sin el objeto?. Cuando hay un observador, que es el censor, el experimentador, el pensador, no hay belleza, porque entonces la belleza es algo externo, algo que el observador mira y juzga. Pero cuando no hay observador -y esto exige muchísima meditación e investigación-, entonces existe la belleza sin el objeto.     JKrishnamurti


¿Estamos realmente interesados en la transformación de la sociedad?...Esta sociedad en la que vivimos es corrupta, inmoral, se basa en la competencia y la crueldad, usted como simple ser humano ¿está interesado en cambiarla? Si lo está, entonces tiene que investigar ¿qué es la sociedad?...¿es una realidad o es una abstracción? ¿es una abstracción de la relación humana? La relación humana es lo que constituye la sociedad ¿puede usted cambiar eso, esa relación con todas sus complejidades, sus contradicciones y sus odios?
¿Puede hacerlo? ¿puede dejar de ser cruel y todo lo demás?
Tal como es su relación, así es el medio en que vive. Si su relación es posesiva, egocéntrica, está usted creando a su alrededor algo que será igualmente destructivo....de modo que usted es el resto de la humanidad. No sé si se da cuenta de eso. Psicológicamente, internamente, sufre. Está ansioso, se siente solo, compite, trata de ser algo o alguien, y éste es el factor común en todo el mundo. Todos los seres humanos del mundo están haciendo esto, por lo tanto, usted es realmente el resto de la humanidad. Si percibe eso y se da origen en usted mismo a un modo diferente de vivir, está afectando a toda la conciencia de la humanidad. Es decir si es realmente serio e investiga profundamente todo esto.
Sino lo hace, muy bien, es su responsabilidad.         JKrishnamurti




viernes, 20 de mayo de 2016

El Infinito, lo eterno y más allá

Sobre el Infinito, lo eterno y más allá

Sólo es posible caracterizarlo mediante un abordaje negativo. Para comenzar, esto es algo que resulta aplicable al mismo término “infinito” –que solo afirma que su objeto no es finito- y muchas otras cosas de las cualidades que se le atribuyen, como la incondicionalidad, la inefabilidad y la inmutabilidad. El hinduismo, por ejemplo, define al infinito como nir-guna (que quiere decir carente de atributos). El budismo por su parte, sostiene que es nir-vana (es decir, sin rastro, como el fuego que se acaba al consumirse el combustible) y sunyata (la vacuidad). Para el Taoísmo, se trata del Tao que no puede ser expresado, mientras que para el Judaísmo, es en-sof (lo no-finito). Así pues, no hay modo de definir el infinito en términos positivos porque cualquier definición supone una comparación que vincula o distingue lo definido a otra cosa. En el primer caso no hay término posible de comparación, puesto que el infinito lo incluye todo y, en el último, nos hallamos ante una negación que define al objeto sobre la base de aquello que no es.

También hay quienes admiten que, si bien el hecho de que nos resulte imposible concebir algo no constituye prueba alguna de su inexistencia, resulta, en caso, de existir, completamente irrelevante para todo propósito práctico. Pero que la realidad última exceda el alcance de nuestras facultades habituales y no pueda ser aprehendida por las mentes que insisten en sus derechos absolutos de posesión, no significa que la realidad última no mantenga contacto alguno con el mundo que habitamos o con el ego humano en su totalidad. Es sólo la causa de que centramos todos nuestros intereses en lo concreto –que, por ser tal, es forzosamente parcial y efímero- que no nos preocupamos por lo que es total y eterno y que, en consecuencia, trasciende toda concreción. No hay, pues, modo alguno de eludir la totalidad. La creencia, inherente al ser humano, de que todo cuánto existe y todo lo que sucede posee un significado, se deriva, en última instancia, del hecho de que lo Último –o el infinito, como lo estamos denominando- es omnipresente. 


La verdad olvidad: De Huston Smith
El punto crítico en la vida se alcanza cuándo el éxito y el placer estas cosas pierden su encanto original y uno se encuentra deseando que la vida tuviese más que ofrecer. ……..El placer, el éxito y el deber nunca son objetivos finales de la humanidad. En el mejor de los casos, son medios que suponemos que nos llevarán en la dirección de lo que en verdad queremos. Lo que realmente deseamos son cosas que se encuentran en un nivel más profundo.
En primer lugar, queremos ser. Todos queremos ser antes de no ser; por regla general, nadie quiere morir. …….
En segundo lugar, queremos saber…….
Lo que los seres humanos buscan en tercer lugar es la dicha, un tipo de sentimiento que es lo opuesto a la frustración, la futilidad y el aburrimiento.
Estas son las cosas que los seres humanos quieren de verdad. Pero, si hemos de completar la respuesta..., deberíamos añadir que las quieren de forma infinita………….Ante la mención de cualquier bien podemos imaginarnos más y, así, imaginándolos, deseamos más. La ciencia médica ha duplicado la expectativa de vida, pero ¿vivir el doble ha preparado mejor a la gente para morir? Para expresar toda la verdad debemos decir que lo que de veras quiere el ser humano es tener un ser infinito, un conocimiento infinito y una dicha infinita. Es posible que tenga que conformarse con menos, pero eso es lo que realmente desea. Para reunirlos en una sola palabra, lo que desea de verdad es la liberación, liberación de la finitud que nos impide ser, saber y sentir la dicha que deseamos de corazón sin limitación alguna.
Placer, éxito, cumplimiento responsable del deber y liberación. Con ellos hemos completado el círculo de lo que la gente cree desear y lo que realmente desea. Esto nos devuelve a la sorprendente conclusión con que se inició nuestro análisis... Lo que puede tener la gente de aquello que más desea. El ser infinito, el conocimiento infinito y la dicha infinta están a su alcance. Pero, aún así, la declaración más asombrosa está por venir.... no solo estos bienes se encuentran al alcance del ser humano, sino que ya los posee.
Porque, ¿qué es el ser humano? ¿Un cuerpo? Por cierto, pero ¿nada más? ¿Una personalidad integrada por la mente, recuerdos e inclinaciones que emanan de una trayectoria única de experiencias vitales? Esto también, pero ¿nada más? Hay quién dice que no, pero algunas tradiciones no estan de acuerdo con eso. Subyacente en la mentalidad humana, y dándole vida, hay un acopio de ser que nunca muere, nunca se agota y es ilimitado en cuanto a consciencia y dicha. Este centro infinito de cada vida, este ser oculto, no es otra cosa que la divinidad.
Pero si esto es cierto y nuestro ser es de veras infinito ¿porqué no se manifiesta esta condición? ¿Por qué no actuamos en consecuencia? “ No me siento particularmente ilimitado hoy” puede observar uno. “ Y mi vecino…., no he notado que la conducta de mi vecino sea precisamente divina”. ¿cómo puede sostenerse esta hipótesis ante la evidencia que trae el periódico de la mañana?
La respuesta,,,, se encuentra en las profundidades donde se halla enterrado el Eterno, bajo una masa casi impenetrable de distracciones, falsos supuestos e instintos de egocentrismo que componen nuestro ser superficial. Una lámpara puede tener tanto polvo y suciedad que su luz se oscurezca por completo. El problema que la vida plantea al ser humano es la eliminación de la escoria de su ser, para que su centro infinito brille en toda su intensidad.


Así como el sol no tiembla, aunque su imagen tiembla cuando se agita una taza llena de agua en la cual se refleja la luz solar, tampoco afecta el dolor al señor, aunque sienta dolor esa parte de él que se llama alma individual 
Las religiones del mundo: De Huston Smith


Dios, con su amor y su dicha ilimitados, está presente en todas partes; pero no puede visitarte, a menos que no estés allí. Angelus Silesius



jueves, 19 de mayo de 2016

Quién soy?


Quién soy


Pues Él es el Cognoscente, y el Cognoscente puede conocer otras cosas, pero no puede convertirse a Sí mismo en objeto de Su propio conocimiento, del mismo modo que el fuego puede quemar otras cosas, pero no puede quemarse a sí mismo. Shankara


Por tanto la disciplina... que caracteriza el camino de liberación consiste en el progresivo desprendimiento del propio yo con respecto a toda identificación. Consiste en darse cuenta de que yo no soy este cuerpo, estas sensaciones, estos sentimientos, estos pensamientos, esta conciencia. La realidad básica de mi vida no es ningún objeto concebible. En ultima instancia no debe ser identificada tampoco con ninguna idea, ni con la de ningún tipo de Dios o religión.


¿Porqué no podemos disfrutar de una relación original con el Universo?
¿Porqué no tenemos una poesía y una filosofía basadas en la intuición y no en la tradición, o una religión que no sea la historia de otros sino que se revele directamente a cada uno de nosotros?      RW Emerson


He descubierto que es necesario, absolutamente necesario, no creer en nada. Es decir, tenemos que creer en algo que no tiene forma ni color, algo que existe antes incluso de que aparezcan todas las formas y todos los colores,....Poco importa el Dios o en la doctrina en la que creamos, porque si nos identificamos con ella, nuestra creencia estará basada en una idea más o menos egocéntrica:      Suzuki Roshi


 El alma es el locus final de la individualidad. Situada, por así decirlo, por detrás de los sentidos, vé a través de los ojos pero no puede ser vista, escucha a través del oído pero no puede ser escuchada. Del mismo modo el alma también parece descansar en el fondo de la mente. Así, si identificamos la mente con el flujo de la conciencia, el alma seria la fuente de dónde mana y también su testigo, aunque nunca aparece dentro del flujo como un dato que pueda ser observado...Sólo podemos conocerla indirectamente a través de sus efectos. El modo en que nos da vida y dirige la trayectoria ontogenética es completamente invisible.    H Smith


En cierta ocasión Dios y el Diablo estaban conversando sobre la verdad.
Dios le pregunta al Diablo: -.¿No te desalienta que la verdad sea tan evidente y simple de ver?
a lo que el Diablo replicó: -. ¡Oh no! con un poco de ayuda no tardaré en convertirla en una creencia.


Toda culpa es un estar perdido en el pasado, toda angustia es un estar perdido en el futuro     K Wilber


Si puedes ser, sé. Si no levanta el ánimo y ocúpate de asuntos ajenos, haz y deshaz cosas de otros hasta que revientes.  Cummmings


Como seres humanos hemos sido creado para superarnos y sólo somos nosotros mismos cuando nos trascendemos. Sólo la mas fina barrera nos separa de nuestro inconsciente sagrado y está infinitamente próxima a nosotros. Pero nosotros estamos infinitamente lejos de ella, de modo que para nosotros la barrera se nos presenta como una montaña donde hemos de cavar con las manos desnudas. Arañamos la tierra, pero en vano, la montaña no se mueve. Seguimos escarbando en nombre de Dios o de cualquier cosa.
La verdad es que la mayoría solo oímos, rara vez experimentamos. La montaña no existe. Nunca existió.                      H Smith


Cuando llegas a una edad avanzada y miras atrás en tu vida, puede parecerte que ésta ha tenido un orden y plan consistentes, como si la hubiera compuesto un novelista. Hechos que cuando tuvieron lugar parecieron accidentales y de poca importancia resultan ser factores indispensables en la composición del argumento. ¿quién compuso ese argumento? ....así como tus sueños están compuestos por un aspecto de ti del que tu conciencia no sabe nada, así también tu vida entera está compuesta por la voluntad que hay dentro de ti. Y así como hay personas que has conocido aparentemente por puro azar se convierten en agentes principales en la estructuración de tu vida, así también has servido tú como agente, sin saberlo, dando significado a las vidas de otros. Toda la trama marcha al unísono como una gran sinfonía, y cada uno inconscientemente está estructurando todo lo demás....es como si nuestras vidas fueran los rasgos de un gran sueño de un solo soñador en el que todos los personajes del sueño también sueñan, de modo que todo se enlaza con todo, movido por la voluntad única de la vida que es la voluntad universal de la naturaleza.       Schopenhauer


Cuando estás en el camino, y ves que la meta se aleja más y más, comprendes que la verdadera meta es el camino.     K Graf Dürckheim


Wiliam James, sobre la conciencia:
Nuestra conciencia normal de vigilia no es más que un tipo especial de conciencia, en tanto que en derredor de ella, y separada por la  más tenue de las pantallas, se extienden formas de conciencia totalmente diferentes. Es como si nuestra percepción habitual de la realidad no fuera más que una isla insignificante, rodeada por un vasto océano de conciencia, insospechado y sin cartografiar, cuyas olas se estrellan continuamente contra los arrecifes que han erigido a modo de barreras nuestra percepción cotidiana....hasta que, espontáneamente, las rompen e inundan esa isla con el conocimiento de un nuevo mundo de conciencia, tan vasto como inexplorado, pero intensamente real.

¿Quién enseñará al corazón del hombre que puede detenerse para ver cómo la eternidad, por siempre inmóvil, ni pasada ni por venir, expresa los tiempos pasados y por venir? ¿quién en verdad?      San Agustín


Como nuestros objetivos no son elevados, sino ilusorios, nuestros problemas no son difíciles sino absurdos      Wittgeinstein



Las distintas facetas de nuestro ser no evolucionan juntas, coordinadas ni equilibradas en igualdad de condiciones, por eso no es de extrañar que una persona puede ser físicamente madura, emocionalmente infantil, intelectualmente adolescente, existencialmente anciana y espiritualmente no haber nacido siquiera todavía.     KWilber


Me la he pasado afinando y desafinando mi instrumento, pero aún no he cantado la canción que vine a cantar                 RTagore



ESTE ES UN MUNDO EXTRAÑO
Parece que hace unos 15 mil millones de años no existía, con precisión, nada en absoluto, y entonces, en menos de un nanosegundo, el universo material irrumpió en  la existencia.
Es más extraño aún que la materia física producida no resultó ser meramente un desorden aleatorio y caótico, sino que se organizó de formas cada vez más intrincadas y complejas, tan complejas que hace muchos millones de años después algunas de ellas encontraron la forma de reproducirse, y así de la materia emergió la vida.
Todavía más extraño: estas formas de vida no se contentaron aparentemente con reproducirse, sino que comenzaron una larga evolución que finalmente les permitiría representarse, crear signos, símbolos y conceptos, y así surgió la mente.
Este proceso evolutivo, fuera  lo que fuera, parece haber sido impulsado increíblemente desde la materia hacia la vida y la mente.
Pero lo que es aún mucho más extraño es que hace unos pocos cientos de años, en un pequeño e indiferente planeta de una estrella insignificante, la evolución se hizo consciente de sí misma.
Y justo al mismo tiempo, los mismos mecanismos que habían permitido que la evolución se hiciera consciente de sí misma estaban maquinando su propia destrucción.
Y esto era lo más extraño de todo.

K. Wilber


La Tierra es un lugar, pero no es en absoluto el único lugar. No llega a ser ni un lugar normal. Ningún planeta o estrella o galaxia puede ser normal, porque la mayor parte del Cosmos está vacía.
El único lugar normal, es el vacío vasto, frío y universal, la noche perpetúa del espacio intergaláctico, un lugar tan extraño y desolado que en comparación suya los planetas, y las estrellas y las galaxias se nos antojan algo dolorosamente raro y precioso. Si nos soltaran al azar dentro dentro del Cosmos la probabilidad de que nos encontremos sobre un planeta o cerca de él sería inferior a una parte entre mil millones de billones de billones (10 a la 33, un uno seguido de 33 ceros). En la vida diaria una probabilidad así se considera nula. 
C. Sagan (Cosmos)


Na Arean estaba sentado solo en el espacio como una nube que flota en la nada. No dormía porque no había sueño, no tenía hambre porque todavía no había hambre. Estuvo así durante mucho tiempo, hasta que se le ocurrió una idea. Se dijo así mismo: "Voy a hacer una cosa."
Mito de Maia, islas Gilbert


Antes de que el cielo y la tierra hubiesen tomado forma, todo era vago y amorfo. Lo que era claro y ligero se desplazó hacia arriba para convertirse en el cielo, mientras que lo pesado y turbio se solidificó para convertirse en tierra. Fue muy fácil que el material puro y fino se reuniera, pero muy difícil que el material pesado y turbio se solidificara. Por eso el cielo quedó completado primero y la tierra tomó su forma después. Cuando el cielo y la tierra se unieron todo era de una simplicidad tranquila, las cosas llegaron al Ser sin ser creadas. Esta fue la Gran Unidad. Todas las cosas salieron de esta Unidad, pero todas se hicieron diferentes.   
Huainan Zi, China, hacia el siglo I ac





martes, 17 de mayo de 2016

La muerte


La muerte


Budismo mahayana


………….”Si al aferrarme a la vida quedo apresado en un círculo vicioso, ¿Cómo puedo aprender a no aferrarme? ¿Cómo puedo tratar de soltar si el hecho de tratar es precisamente no soltar?” Expresado de otra manera: tratar de no aferrarse es lo mismo que aferrarse, porque su motivación es la misma: mi urgente deseo de salvarme de una dificultad. No puedo librarme de este deseo, pues es idéntico al deseo de librarme de él. Este es el problema cotidiano y familiar de la “doble atadura” psicológica, de crear el problema tratando de resolverlo, de afligirse porque uno se aflige, y de temer el temor.